Toda comunicación con www.almacenesalvarez.com por cualquier medio o a través de su dirección de correo electrónico, o de los formularios presentes en este 'web site' o a su 'e-mail', supone el consentimiento expreso para que sus datos personales sean incorporados a ficheros titularidad de Almacenes Álvarez E Hijos SL, cuya dirección es C/Dr.Antonio González,49, 38410 Los Realejos, Santa Cruz de Tenerife.

Estos datos de carácter personal serán tratados conforme a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Por tanto, el interesado podrá ejercer derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición con respecto a los datos personales que consten en los expresados ficheros, pudiendo revocar su consentimiento por escrito en cualquier momento.

Para ello lo podrán hacer mediante comunicación escrita dirigida a:

Almacenes Álvarez
C/ Dr.Antonio González,49 
C.P. 38410 Los Realejos 
Teléfono: +34 922346003
info@almacenesalvarez.com 

Deshidratar Fruta y Verdura

Vivimos en una sociedad  muy diversa en lo que la alimentación se refiere, mientras unos abusan de la comida basura otros se preocupan de que cada uno de los alimentos que consumen sean de calidad y alto valor nutritivo.

Son estos últimos los que deciden recurrir a una deshidratadora de alimentos por muchas razones:

- Se preocupan por no consumir conservantes y aditivos.

- Economizar y aprovechar los productos de temporada.

- Controlar el origen y la calidad de los mismos.

- Y además, tener la posibilidad de crear y disponer  de productos exclusivos para sus platos.

 

deshidratador

El modo de producir frutas y verduras deshidratas es muy sencillo y económico teniendo una deshidratadora de uso doméstico.

- Primero se deben lavar los alimentos y eliminar las partes en mal estado

- Luego se pelan y parten en rodajas o cuadraditos muy finos, deviendo estar las frutas y verduras en su óptimo estado de consumo.

- A continuación, debes colocarlas en las distintas bandejas bien distribuidas para homogeneizar el secado.

- Poner en funcionamiento el deshidratador. Primero a una potencia más alta, para luego ir bajándola a la vez que se remueven y alternan las bandejas de lugar

- Una vez terminado el proceso se deben guardar en envases herméticos los antes posible, para evitar que vuelvan a coger humedad del propio ambiente

- Se etiquetan los envases con la fecha de producción y ya están listos para almacenarlos.

fruta.deshidratada